Photos
Reviews
5.0
1 Review
Tell people what you think
Videos
El Radical tiene un motor 1300 cc que proviene de una Suzuki Hayabusa. Escuchen como suena!
8
4
Rally Experience Sodexo
1
Capacitación a FFVV Mitsubishi Outlander. Diseño y producción del circuito e instructores by Gerencia Deportiva.
7
Posts

Ahí estaremos aportando nuestro granito de arena!

El rápido crecimiento de ROTAX MAX CHALLENGE en el mundo se replica en nuestro país, donde ROTAX Perú se ha convertido en la categoría de karting con mayor c...
youtube.com

Un valiente de aquellos!

NO LIMITS - IMPOSSIBLE IS JUST A WORD IN CINEMAS THIS NOVEMBER www.no-limits-film.com www.facebook.com/nolimits.film This is the trailer for the 60 minute…
vimeo.com

Nuestros instructores tuvieron a cargo del Test Drive del MX5 en el Estadio Monumental!

It looks like you may be having problems playing this video. If so, please try restarting your browser.
Close
Posted by AutoMundo Peru
7,193 Views
7,193 Views
AutoMundo Peru

🎬 (hace instantes).
Mazda MX5 Test en el estadio Monumental... Mazda Perú

Pruebas del Circuito Toyota previas al Festival de Pachacamac. Diseño y producción del circuito by Gerencia Deportiva

It looks like you may be having problems playing this video. If so, please try restarting your browser.
Close
99 Views

Evento Hewlett Packard - BMW. Diseño y producción del circuito e instructores by Gerencia Deportiva.

It looks like you may be having problems playing this video. If so, please try restarting your browser.
Close
107 Views

Capacitación a FFVV Mitsubishi Outlander. Diseño y producción del circuito e instructores by Gerencia Deportiva.

It looks like you may be having problems playing this video. If so, please try restarting your browser.
Close
99 Views

Desafió Ford en el Jockey Plaza. Diseño y producción del circuito e instructores by Gerencia Deportiva.

Presentación de la nueva NP 300 Frontier de Nissan. Diseño y producción del circuito e instructores by Gerencia Deportiva.

La nueva pick up de la marca japonesa llegó al Perú y fue puesta a prueba en una arenera especialmente acondicionada.
youtube.com

Estupendo video de la presentación del Chevrolet Sail. Diseño y producción del circuito e instructores by Gerencia Deportiva

Nuevos caminos de rescate con el Genesis de fondo

Image may contain: sky, mountain, cloud, outdoor and nature

Terminó el seminario, muy tecnico, muy profesional. Excelente!

Desarrollo de un chassis para competencias en pista, ingenieria de mantenimiento y organización del team de carreras.

Mayor información e Inscripciones a:
cursodonadio@gerenciadeportiva.com

APR14
Tue 7:00 PM UTC-05
16 people went

Fuimos parte de esta aventura, grandes recuerdos, descansa en paz Eduardo!

Image may contain: 1 person, smiling, hat and closeup
Lucho Mendoza is with Carmen Jesus Falcon Vecco.

GRAN PREMIO CAMINOS DEL INCA 2004

Seis meses antes del inicio del GP, yo ya sabía que este año no correría y eso empezaba a causar un “síndrome de abstinencia” ...muy serio en mi cabeza, algo había que hacer para poder estar presentes en el GP. En eso andaba cuando Eduardo Dibós me llamó y planteo un interesante proyecto: Toyota entraba como sponsor y el Team Aventurismo se encargaba de la asistencia del Celica. En segundos ya el plan estaba en manos de Rafael Chang de Toyota y en un par de días la cosa estaba resuelta, iríamos al GP con todo el equipo completo para asistir a Eduardo y a Chubi Zani quien iba a bordo del Yaris 1.3, adicionalmente llevaríamos un equipo de filmación y a periodistas de la revista Cosas quienes harían un reportaje de la carrera.
Hasta allí la cosa iba perfecta, sería un agradable viaje como asistencia del mismísimo Eduardo Dibós y del no menos famoso Chubi Zani, para mí que he hecho casi de todo en Caminos, desde simple espectador hasta periodista, piloto y ahora auxilio, esa progresión a lo largo de un sueño permanente como Caminos es una de mis mejores satisfacciones personales aunque ni mis mayores expectativas se acercaron a lo ha sido esta nueva experiencia en una de las semanas más intensas de mi vida, pues no tenía ni idea de lo que significa correr un Caminos con un equipo verdaderamente protagonista en el más amplio sentido de la palabra, desde poner a punto un purasangre de carreras como el Celica GT4 y toda la emoción de trabajar sobre un auto con semejante historia y performance hasta conocer a gente como Wilmer Albarracín, “Camello”, mecánico eximio, y excéntrico, con un talento, habilidad y capacidad de trabajo que pocas veces había visto, tener a Tom Shoettle (Mecánico de TTE, Toyota Team Europe) como copiloto de lujo con toda su experiencia en el mundial de rallys, trabajar con Ive Bromberg y su alucinante conocimiento de la ruta y tener de “Jefe” al tío que yo solía ver extasiado hace años parado al borde de la pista; Mr. Eduardo “Chachito” Dibós, notable y experimentado “top driver” nacional con el que presentía íbamos a tener una buena relación “laboral” y no me equivoque, he aprendido con él en una semana más que en años metido en esto y ha sido todo un honor vivir la carrera junto a gente tan experimentada y apasionada por sus respectivas funciones.
Además, teníamos como equipo de aventura un nuevo reto que asumiríamos de la mejor forma pues contábamos con un buen presupuesto para montar un operación del mejor nivel posible, íbamos 5 vehículos, la inmortal Land Cruiser, 3 Hi Lux y una 4Runner, parecíamos un exhibición de modelos Toyota y esa era la idea, todo esto funciona a partir de los beneficios que un sponsor obtenga y debemos aprender a trabajar mucho en ese sentido para poder seguir andando.
La responsabilidad de ser el jefe de un equipo de auxilio de semejante envergadura no es broma, yo sabía que tanto el Team Aventurismo como la gente del Dibós Racing eran perfectamente confiables y profesionales en su trabajo pero había que conjugar las más variadas personalidades en un equipo que recién se conocía, en el que el 70% de los integrantes eran mi propio equipo de auxilio en los tiempos de la Galloper , sin mayor idea de los que es tener 60 llantas en 6 compuestos diferentes, enllantadas en aros para derecha e izquierda, cientos de galones de combustible de aviación, un par de toneladas de repuestos y herramientas además de la implacable presión de no poder fallar ni por un milímetro asegurando reabastecimientos en segundos y contando con todo el material en los días de servicio en talleres. Estas son las ligas mayores y la diferencia con la “segunda división” es abismal, francamente no estoy seguro de que valga la pena un esfuerzo económico tan grande y se deberían buscar alternativas más baratas para que el automovilismo deportivo esté al alcance de más gente pero eso es harina de otro costal y en realidad nos corresponde a nosotros mismos lograr espectáculos cada día mayores y por ende atractivos a los auspiciantes, para poder contar con buenos presupuestos.

Dia D – Superprime en Agua Dulce.
Llegó el momento, ya teníamos las cabinas instaladas en las Hi Lux, las comunicaciones aseguradas con radios en todos los vehículos, Tom Shoettle había llegado de Alemania trayendo caja transfer, turbo, embrague y coronas tan solo horas antes, Camello esperaba con el motor afuera, lo armó en una noche completa, todo listo, 4pm, Eduardo sale a probar y todo va bien, enllantamos las llantas “de clasificar”, salimos rumbo a la Costa Verde, en la bajada el Celica ratea y finalmente se apaga, terror, el fantasma del año pasado que no llegaron a tiempo al superprime, Tom baja a la volada mueve un ramal de cables y listo, por ahora el auto camina. Todo el show en Chorrillos, los grandes amigos que veo una vez al año en esta fiesta tan especial, a los pilotos casi será la última vez que los vea, la vida de los auxilios en Caminos es muy distinta y este año me tocará probar la otra cara de la medalla con nuevas emociones y nuevos amigos. El Celica va bien aunque Luchón Alayza en la supersónica Forester nos gana por un pelo. Todos a comer a Tulpa para amanecer el sábado y empezar el baile de cargar todo y salir a la ruta rumbo a Huancayo.

Etapa 1 – Lima / Huancayo, empezaron los problemas.
A las 12 de la noche Tom descubrió que las paletas de nuevo turbo recién instalado no estaban girando y por ende no había overboost, no había duda, había que poner el turbo usado y rápido, Camello aún debía definir repuestos para las camionetas y el camión, el taller de Juan Dibós era un hormiguero, Ricardo Pulido no descansaba en mil gestiones, a las 3 am se probó el auto y a las 4 salía en el trailer rumbo a la casa de Eduardo en Chaclacayo, los auxilios también salíamos, paramos en Chacla, Eduardo e Ive se quedaron para darse una ducha e ir a la partida sin dormir y nosotros seguimos hasta el peaje de Corcona en donde nos encontramos con el camión malogrado con todos los repuestos que ya debían estar en Huancayo. Serio problema, allí estaba toda la suspensión de tierra, las llantas y todo lo necesario para desarmar el auto y reconfigurarlo de asfalto a tierra. Nuevo problema, la Hi Lux en donde iba Camello y que debía esperar a Eduardo en Huancayo empieza a fallar. Parece ser la bomba de gasolina. No había tiempo para dudas, enganchada a mi Land Cruiser la remolcamos hasta Ticlio desde donde bajo por sus propios medios sin tiempo ya para continuar a Huancayo. Hicimos el auxilio en la Oroya muy bien y sin prisas ya que es un enlace, pusimos combustible, 20 litros de agua para el intercooler y cambiamos las 4 llantas.
Ese era el ùnico auxilio previsto para esa etapa, el Celica llegó perfecto y ganamos la etapa, que bueno poder decir eso, mas que sea de cola de leòn. La ironía hacía que el ganador de la etapa no tuviera quien lo reciba en Huancayo además de la afición pues todo el auxilio atascado hasta la reapertura de la pista en La Oroya demoraría un par de horas muy valiosas antes de llegar. Ive Bromberg se las ingenió para desarmar todo y cuando llegamos enfrentábamos la tarea de volver a armar la nueva suspensión en 4 horas. Camello lideraba el plan de forma tal que todos tenìamos algo que hacer y asì, ayudados por una tan oportuna como espectacular carajeada del jefe Dibós, logramos casi terminar como en el fútbol, jugamos bien pero no ganamos, además, el pequeño detalle de que el camión no llegaba le daba emoción a la tarde huancaina. La prioridad en esos casos es que el auto entre al Parque Cerrado con una hora de entrada fija, luego de la cual el auto simplemente queda fuera de carrera. El ingreso debe de haber dado que pensar a mas de uno; suspensión de tierra con llantas aro 18 de asfalto y un desalineamiento tal que lo hacía andar “de costado”, sería una nueva estrategia de Dibòs????
El camión llegó a las 12, apenas pudimos disfrutar del hotel por 2 horas, a bajar todo lo necesario, don Pedro Yamada sonreía junto a Percy Vizcarra de Toyota y los chicos de Cosas medio dormidos que esperaban en la 4Runner, recién empezaban a tratar de entender en lo que se habían metido, luego lo disfrutarìan mucho, felizmente.
Marco Flores era el encargado de las llantas y debía poner en cada auxilio las correctas, Tom recién se desconectaba de su Alemania querida para enfocarse en esta tan especial carrera que para el, luego de estar en lo mejor del mundial de rallys, de haber ido al Dakar y al Faraones y de haber cruzado el Atlántico en catamarán 7 veces, considera una aventura única en la tierra y la disfruta al máximo, vaya que tiene razón.
La cosa variaba, Camello se quedaba con Beto, Miguel y Eddie mientras los demás partiríamos a los puntos de auxilio en el desvío a Quichuas (4,200msnm) y al de La Merced algo màs abajo, partimos con buen ritmo y alegre charla en la radio, estos españoles; José Juan y Jaime, son muy graciosos, caldo de gallina y entrevista para Cosas con Tater Ledgard en una chingana de Pampas, que tal reunión. Camello y sus tigres terminarían de armar el auto antes de la partida y todo seguiría según lo planeado.
Pero en Caminos no hay nada planeado, Camello logró poner el auto en partida y cuando venían bien empezó de nuevo la falla eléctrica, esto dejaba el motor en 3 y luego en 2 cilindros. Cuando llegaron a nuestro punto la falla era evidente, Tom abrió el capot, movió de todo y no pasó nada, gasolina, agua para el intercooler, San Luis sin gas por favor, con unas gotitas etanol para el calor y no es broma. Finalmente el motor se les apagó totalmente y felizmente volvió a arrancar, ese tipo de fallas producto de la corrosión dentro de algún punto del ramal eléctrico son muy complicadas de detectar. Estuvimos junto al auxilio de VW ahora a cargo de Mico Tudela, ex del Dibós Racing que nos ayudo durante toda la carrera en los puntos de auxilio en los que coincidimos dándonos toda una lección de cómo trabajar correctamente.
Cuartos en Ayacucho, no estaba mal para andar en 3 cilindros, Eduardo me dice, es mejor no partir adelante en estas etapas, asì manejas tranquilo mientras otros te abren la ruta y tu los miras desde arriba, viejo zorro. Yo estaba tan cansado que luego de un par de pisco sours pase rápidamente de la embriaguez súbita al mas completo estado de inconciencia luego de casi 72 horas sin dormir.

Martes de Talleres
El ambiente en el Cuartel Los Cabitos es muy especial, el aire racing se respira por todos lados y los coloridos uniformes de carrera contrastan sobre el camuflaje y verde militar de nuestros anfitriones. Tom descuartizó todo el ramal eléctrico y encontró un par de cables pelados que hacían contacto y causaban la falla. Buen trabajo, básicamente el de volver a armar y sellar todo el sistema, el motor sonaba perfecto, Camello terminó la revisión general, Ive hizo unos lindos faldones de uretano naranja para reemplazar a los que se habían caído, volvimos a cargar todo, el auto estaba 10 puntos, a comer al hotel y de nuevo a la ruta. Salimos de Ayacucho por Tocto y andando en la noche recordaba los momentos que se viven cuando uno está en carrera, es un sentimiento difícil de explicar pero definitivamente muy poderoso. En eso Tom me dice, por que no corremos juntos el próximo año, lo mismo daba vueltas en mi cabeza en ese momento, la decisión fue unánime, el proyecto es un bomba atómica, tanto como el costo, pero ya veremos. Viajamos toda la noche en medio de una fuerte tormenta, la pista estaba muy resbalosa por efecto de la lluvia, Beto se quedó en Puente Pampas junto a “los Netos” y nosotros seguimos hasta la bellísima Laguna de Pacucha en donde haríamos un auxilio espectacular al borde del agua, lástima lo de la cancelación de la etapa por la lluvia, realmente allí hubieran quedado muchos por el barro. Esa noche la niebla y el cansancio se acumulaban de forma peligrosa, Tom manejó un buen rato y el sonido del 4.5 litros con el escape roto me decía entre sueños que se estaba divirtiendo mucho. Al final de nuestras fuerzas paramos a dormir en Andahuaylas unos minutos antes de volver a armar todo el circo.

Miércoles de cenizas en la Ayacucho - Cusco
Todo iba lindo hasta que llegó el descalabro total, primero la caja trabada en tercera, luego la suspensión trasera rota, Ive reparó la suspensión como pudo con la ayuda de Mr. García, un habilidoso soldador del pueblo de Ocros que debería trabajar en TTE. Siguieron a punta de pataditas al embrague para enfrentar las subidas y llegaron a Andahuaylas a eso de las 2 pm, habíamos perdido casi 3 horas y la punta estaba muy lejos. Eduardo quiso seguir porque aún estaban en tiempo de clasificación pero el embrague dijo basta a pocos kilómetros. Luego de encontrarlos ya que nosotros tomamos otra ruta, iniciamos el remolque del Celica, Ive al volante y Eduardo casi inconciente por el esfuerzo, echado en el asiento posterior de la Land Cruiser remolcadora y enchufado a todos los tanques de oxígeno. La dieta lo dejó muy tela y el esfuerzo a 4,200msnm terminó con el. El tío es muy raro, pasó de casi la muerte cerebral al máximo entusiasmo con solo 3 cucharadas de una sopa wantan que debe haber tenido algo más potente que el kión. Una vez que agarramos ritmo en el remolque pasamos a un divertido descenso “en tandem” de la bajada de Abancay, incluída toda la hoja de ruta cantada “de memoria” por Ive Bromberg quién dejó la misión junto a Eduardo al llegar a Abancay para subirse a la 4Runner al mando del veloz Pedro Yamada hasta llegar a Cusco. Tom tomó el timón del Celica y seguimos remando, llegando a la majestuosa Plaza de Armas de Cusco a las 4am. De todo ese día me quedan en la memoria dos cosas: los impresionantes frenos del Celica que paraban en las bajadas a las 2 toneladas de mi Land Cruiser como si nada y la deliciosa hamburguesa que me comí en Cusco al llegar.

Jueves de locura
A las 9am sono el teléfono de la habitación, era Ive, Eduardo había decidido reengancharse y seguir en carrera, debíamos llevar el auto al taller y arreglar todo antes de las 7 de la noche para entrar a parque cerrado. Camello una vez más aplico su energía y todo el equipo trabajó a fondo sin parar, desarmar la suspensión rota, reparar el varillaje roto en el selector de la caja, volver a enllantar todo para la siguiente etapa, cargar combustible, bajar y volver a cargar todo el camión, faltaban 5 minutos para las 7pm cuando Eduardo estalló y ordenó poner las llantas como estaban y remolcar al parque cerrado, el auto era un desastre, sin posibilidad alguna de andar por sus propios medios, el tiempo nos había ganado y nuevamente la prioridad era que entre al parque, requisito sin condición para poder partir al día siguiente.
Remolcamos al destartalado Celica, Eduardo lo empujó hasta casi el colapso pues el reglamento indica que solo lo puede hacer el piloto o copiloto para ingresar al parque. Nosotros regresamos al taller a cargar todo y salir a dormir a Sicuani en donde haríamos servicio al día siguiente. Tom decía “Crazy guys, no sleep, no food, only full atack all day”. Esa noche hubo crisis en el equipo, la presión era excesiva, debía estallar por algún lado y así fue. Finalmente la sangre no llegó al río. De una u otra forma todos queríamos seguir en carrera a pesar de no ser algo precisamente lógico dadas las condiciones, es esa magia extraña y poderosa de los Incas, pues nuestras existencias hubieran sido mucho más cómodas con solo tener que echarle gasolina al Yaris de Chubi que seguía cumpliendo sin problemas, pero pelearle las cosas al destino es mucho más divertido y si algo he aprendido este año son los límites a los que puede llegar esa extraña pasión.

Viernes de gloria…..casi.
El auto partio de Cusco luego de entrar a parque remolcado y luego empujado, medio desarmado y con casi nulas posibilidades lógicas de poder partir al dia siguiente, eso pensaba yo. Partimos y pusimos los auxilios como si fuera a correr, nosotros estabamos en Sicuani junto a Mico Tudela y su equipo que nos salvo la vida y permitió un auxilio muy rápido pues debíamos cambiar las 4 llantas y reabastecer en segundos cosa que nunca habíamos hecho antes, llegaron Juano y Tommasini, llego Chubi y le echamos gasolina con un embudito rojo muy gracioso (el Yaris tiene un huequito chiquito) y cuando terminaba de pensar en que tendríamos unos minutos antes de que llegue Eduardo, si es que había partido ya que por la radio no escuchamos nada, apareció el Celica a mil por hora, frenó exactamente encima de las gatas y en medio de la conmoción y de mi incredulidad por que Camello una vez más logró poner todo en su sitio y el auto en partida, mi mirada se cruzó con la de Eduardo, este con toda la tranquilidad del mundo, sonrió, guiño un ojo, mando un coqueto besito volado muy a su estilo, puso primera y salio a mil de nuevo. Tan a mil que en el siguiente auxilio, mientras Marco y Amancio reabastecían se dieron cuenta de que de las llantas solo quedaba el recuerdo de la teoría que decía que durarían hasta Arequipa, desprevenidos, tuvieron que sacar las de repuesto y poner 2 más con una gata defectuosa, sin la experiencia necesaria y a 4,000 msnm, dejaron el alma en el intento y casi mueren en combate para lograr poner todo en 8 interminables minutos que nos costaron la etapa por tan solo 40 segundos ante Ramón Ferreyros a quien le hubiéramos puesto unos buenos minutos si nada hubiera fallado.
Esa etapa fue increíble, le dio una inyección de alegría al equipo y mi eterna admiración hacia Eduardo e Ive por el valor de subirse a un auto armado minutos antes de partir y hacer lo que hicieron, simplemente increíble.
Esa noche tuvimos una linda comida con todo el equipo completo ¡que bonita familia! en donde tragamos camarones hasta casi el infarto, bien merecido.

Sábado de despedidas
Siempre siento lo mismo en Arequipa, luego de pasar de todo, la semana mágica se te acaba y deberás esperar todo un año. Es una nostalgia que solo se olvida cuando recuerdas que aún faltan 1,000 kms y que nada está dicho aún. Todo se cambia, desde el aceite hasta las suspensiones y llantas, la velocidad final es clave y ese no es el fuerte del Celica, desarrollado para el campeonato del mundo y en donde nadie imaginó jamás correr un especial de casi 1,000 kms a fondo. El motor debe ser llevado hasta las 8,200 RPM, dos mil más que el límite normal para poder tener una velocidad final de alrededor de 240 kph y aguantar eso por horas. Luego de la chamba en taller cargamos todo por última vez y salimos a la ruta, un auxilio cada 140 kms para llenar el tanque de combustible, el del intercooler, revisar llantas y permitir al Celica salir disparado en menos de 2 minutos. Manejamos toda la noche hasta llegar a Nazca en donde haríamos servicio con Camello, Tom y nuevamente nuestro “asociado” Mico Tudela del team VW.

Domingo de mucha suerte
Venían a fondo y al doblar un curvón a 190kph algo se rompió, el Celica salió disparado hacia la duna y allí terminó todo. Felizmente, y a pesar de la gravedad de la lesión de Eduardo, la cosa no fue peor, a esa velocidad y en curva es muy poco lo que se puede hacer para evitar lo inminente y hubo mucha suerte que sea una duna y no una pared de roca o un abismo, la historia hubiera sido muy diferente. A mi parecer el tío venía muy jugado sin necesidad alguna, pero ahora que lo conozco algo, me atrevería a afirmar que para el no hay medias tintas y es 100% full attack permanente, así se ganan carreras y el aprecio del público, pero el riesgo es grande y a veces pasa la factura. En nuestro puesto de Nazca no escuchábamos nada por las radios hasta que empezaron a llegar los pilotos que habían visto el accidente y nos contaron lo sucedido. Una pena, hubiera sido espectacular llegar a Lima luego de todo ese esfuerzo. Chubi sacó la cara por el equipo Toyota debutando al Yaris con un buen tercer lugar en la categoría con un motor 1.3, espérense al nuevo 1.6 y la fórmula va a caminar muy bien.

En resúmen
Una notable y nueva experiencia para todo el equipo jugando en las ligas mayores, eso vale mucho, tanto como el haber compartido la misión con gente de primera del Dibós Racing y el Team Aventurismo. Notable también la participación de Toyota en un cauteloso retorno a la competición, el mercado no da para mucho y una apuesta así es digna de destacar. Tan notable como el complicado resultado final, esta vez la cosa era de Tito y se le fue de las manos, igual que a Neto. Felizmente cayó en buenas manos, más precisamente en las de los “Luchos” Alayza que se llevaban la enorme satisfacción de ganarla haciendo dupla. Notable también la gran reacción de los amigos de Eduardo que tendrá su punto más caliente este domingo con el gran almuerzo de la amistad que ha organizado, es un gran tipo y se merece todo el cariño de la afición porque simplemente se la ha ganado andando a fondo. Champagñe o suero.

See More