Jump to
Press alt + / to open this menu
Join or Log Into Facebook  
Do you want to join Facebook?
Sign Up

ENMENDANDO LA INFO DE TUESTA, LA ESTRATEGIA DE FAVRE Y DE PASO A ALGUNOS COMPAS INFANTILES

Enmendando la info de Tuesta, la estrategia de Favre y de paso a algunos Compas Infantiles

 

Luego de asistir a la sesión solemne por el aniversario de Lima, y escuchar el mea culpa de Villarán y su rendición de cuentas frente al Presidente, se ha consumado lo que muchos creímos necesario para reiniciar la campaña por el No. Sin embargo, falta la concreción de corrección de estrategias…

 

Para empezar, la propuesta del "40 veces NO". En una pequeña investigación de los nombres y las procedencias de cada regidor por Lima, hemos detectado al menos 15 organizaciones políticas en el Concejo limeño, algo inédito que creemos es parte de esas dificultades en la gobernabilidad de un tercio del país. Esto se evidencia cuando Patria Roja pretendió bloquear a Villarán en el Concejo cuando ésta los desembarcó de la elección presidencial 2011; o que TyL (ahora Tierra y Dignidad) puedan hacer su mitin anti Conga en la Plaza San Martín, para luego despintar el monumento al libertador. O ver oposición destructiva de invitados del PPC provenientes de partidos perdedores en la elección presidencial como Solidaridad Nacional o Justicia Nacional. Eso, sin tomar en cuenta que también hay fujimoristas y toledistas camuflados entre los regidores, de los que conocemos su proceder político. Y podemos verificar que los indicios de corrupción no son patrimonio exclusivo de la derecha, sino que regidores cuestionados pudieron provenir fácilmente de la CUT y del PS, lo que es conocido por los impulsores del No. Por eso, pedirles a los limeños que voten 40 veces No, es como decirnos que pasemos por alto a un Cayo Tito, Luis Valer, Jaime Salinas, Pilar Freitas, etc., de regidores que han preferido pasar desapercibidos y evitar la inminente revocatoria. Por eso, el eslogan de la decencia vs la corrupción se vuelve débil, desde que los que dirigen la campaña son capaces de aceptarla con tal que no se revoquen a más de 13 regidores, que originaría una nueva elección en Lima este mismo año. Esto obedece a otros criterios, que ya explicó Tuesta Soldevilla.

 

Lo que no explica Tuesta es que para revocar un regidor, es necesario 1/3 de votos válidos, una vez que vayan a votar más del 50% del número de electores limeños. O sea que si van a votar al menos 3’179,158 electores y hay un voto más del SI contra el NO en la casilla 39, y hasta 2/3 del resto de votos nulos o en blanco, ese regidor es revocado (si hay más de 2/3 de votos nulos o en blanco, el regidor se quedaría). Cada regidor sería revocado de manera independiente, así como la alcaldesa. Eso explica el "40 veces NO", donde para salvar el pellejo cada regidor tiene que rezar para que los votos del No superen al Si, o haya menos de 1/3 de votos válidos. Así, se explica la falta de interés, o de tiempo, en capacitar cómo se debe votar, de parte de uno u otro bando, incluida la ONPE, y también los intentos de confundir al electorado, que para rechazar a Villarán, deben marcar el No. Es altamente probable que los sectores mesocráticos altos -que apoyan a Villarán-, voten por el No en los 40 casilleros, aunque poblacionalmente sean minoría. Pero en esos sectores populares -que no apoyan a Villarán- también es probable que solamente marquen SI por la alcaldesa, dejando la mayoría del resto de los 39 casilleros en blanco, siendo mayoría en Lima. Una conclusión facilista de esto, y sin caer en aberraciones clasistas y racistas, es que a los regidores les convendría hacer campaña en Miraflores o San Isidro, y a la alcaldesa en San Juan de Lurigancho o Villa El Salvador. Por eso, el apoyo de García o Toledo son irrelevantes, pero podrían ser contraproducentes. Toledo haciendo campaña por Villarán no suma desde que proviene del mismo sector A/B que ya apoya a la alcaldesa, no siendo bien visto por los sectores populares. En cuanto a García, Mantilla, y el Apra en general, su apoyo mediático a la revocatoria sería rechazado por sectores A/B que ya están con Villarán, siendo indiferentes a sectores populares contra la alcaldesa. Es el 17 de marzo donde los personeros tendrán un rol crucial ante tentativas de llenar algunos de esos 39 casilleros en blanco.

 

Por eso, recomiendo a esos "compas" que paran atacando al gobierno central, sin diferenciarlo del Congreso, JNE, ONPE, Poder Judicial, Reniec, rememorando ese infantilismo de izquierda definido por Lenin, que mejor se dediquen a hacer campaña por el NO en sectores populares, no perdiendo su tiempo en desagradar a aquellos nacionalistas que han cedido locales en todo Lima y ya están liderando la campaña por el NO en todos los distritos y las redes, pues ya sólo quedan 7 semanas. El apoyo tácito del Presidente a la gestión edil debe ser complementado con una campaña mucho más intensiva en los distritos populosos, con respaldo masivo en movilizaciones y vitrina mediática adecuada. Cualquier error puede restar apoyos, al menos en estos días. Y ser más propositivos, en vez de seguir adjetivando e insultando a los revocadores, que poco tienen que ver con ese 60% de apoyo a la revocatoria de la alcaldesa, no corriendo necesariamente la misma suerte sus regidores. La última carta de Villarán donde podría jugarse su permanencia, ya la insinuó su ex compa regidor en la época de Barrantes, desmintiendo todas sus falsedades y superándolo en un "gran debate"…

 

NOTA: Este ensayo está basado en el artículo 184 de la constitución, la ley 26300 y las resoluciones 113-2005-JNE y 0094-2011-JNE, las cuales, el JNE viene aplicando en las revocatorias. Sin embargo, Tuesta Soldevilla respondió afirmando que es necesaria una nueva resolución sobre la revocatoria en Lima, que establezca claramente cuando un regidor es revocado y si se aplicarían los dos tercios de votos nulos o en blanco, para declarar nulidad de una revocatoria. Por lo pronto, el JNE está en la elaboración de su reglamento de revocatoria que esperamos esté acorde al marco jurídico, y no tenga sorpresas, como que con sólo un voto válido de diferencia, se revoque a una autoridad…

 

René Galarreta

Lima, miércoles 23 de enero de 2013

 

Luego de una petite investigación, vemos que existen al menos 15 organizaciones políticas en el Concejo de Lima. Por experiencia, como en el 1er gabinete Lerner, sabemos que tanta diversidad política a veces se hace ingobernable, por eso, no nos extraña como va la Muni. Y no comparto las bicicleteadas para marcar "40 veces NO" en la revocatoria, porque hay regidores que creo que están pasando piola en Lima. Particularmente y a título personal, como muchos congresistas y políticos, votaré por el SI 8 veces y el resto por el NO, salvo que cambie de parecer. Pero de ningún modo, excederé 13 veces el SI. Parece que en esta revocatoria, tendré una tendencia centro izquierda...Luego de una petite investigación, vemos que existen al menos 15 organizaciones políticas en el Concejo de Lima. Por experiencia, como en el 1er gabinete Lerner, sabemos que tanta diversidad política a veces se hace ingobernable, por eso, no nos extraña como va la Muni. Y no comparto las bicicleteadas para marcar "40 veces NO" en la revocatoria, porque hay regidores que creo que están pasando piola en Lima. Particularmente y a título personal, como muchos congresistas y políticos, votaré por el SI 8 veces y el resto por el NO, salvo que cambie de parecer. Pero de ningún modo, excederé 13 veces el SI. Parece que en esta revocatoria, tendré una tendencia centro izquierda...